Makey Makey, un ratón diferente

Makey Makey, un ratón diferente

30 Enero 2017 Lunes
Makey Makey es un “emulador” de ratón-teclado que tiene la particularidad de que todas las funciones las podemos realizar utilizando como “activadores” cualquier elemento que sea conductor de la electricidad.

Makey Makey es un “emulador” de ratón-teclado que tiene la particularidad de que todas las funciones las podemos realizar utilizando como “activadores” cualquier elemento que sea conductor de la electricidad.

¿Te imaginas poder tocar el piano utilizando como teclas a personas, frutas, o cualquier otro elemento? Pues realizar todo este tipo de actividades ya es posible de una forma muy sencilla gracias a Makey Makey. 

Y no sólo eso, podremos realizar las funciones del ratón o de muchas de las teclas del teclado con cualquier objeto cotidiano que nos pueda resultar interesante. Desde aquí os vamos resumir cómo funciona este dispositivo y a mostraros algunas de las miles de aplicaciones que le podríamos encontrar.

¿Qué elementos podemos encontrar que sean conductores? Cualquier ser vivo (ya sea animal o planta), prácticamente todos los líquidos, los metales, y objetos tan cotidianos como el papel de plata que utilizamos en la cocina.

¿Qué significa esto? Pues que podríamos hacer el clic del ratón chochando nuestra mano con la de otra persona, podríamos fabricarnos un ratón a medida de nuestras necesidades utilizando algo tan simple como el papel de plata, e incluso crear un joystick con un vaso de agua y dependiendo de hacia dónde lo inclinemos, así dirigir el puntero del ratón.

Makey Makey como podéis ir intuyendo nos abre un gran abanico de posibilidades tanto en el campo del acceso al ordenador para personas con discapacidad motora, como en el campo del ocio para todos.

¿Cómo funciona Makey Makey? Todas las funciones de Makey Makey se realizan cuando el usuario cierra un circuito eléctrico con su propio cuerpo, para lo que debe estar de alguna manera “conectado a la tierra” del dispositivo. Esto normalmente lo vamos a hacer utilizando un “brazalete” hecho con papel de plata. Esto no implica que vaya a pasar ninguna corriente eléctrica ni nada parecido, tranquilos, no es una actividad de riesgo.

Cuando el usuario toque un elemento, se realizará la función que dicho elemento tenga asignada en Makey Makey. Para que esto sea así, aquellos objetos o personas que vayamos a utilizar como “activadores” deberán estar a su vez conectados físicamente al Makey Makey mediante cables (nuevamente de forma segura, sin electricidad)

De esta manera tan divertida podremos controlar un montón de programas que se activan con pulsaciones de teclado o ratón. Imaginad poder jugar a miles de los juegos on line que se encuentran en la red como los archiconocidos “Pac Man”, “Súper Mario”, etc.

Veamos un ejemplo práctico basado en uno de estos conocidos juegos. Podemos jugar a “Súper Mario” utilizando para moverlo por la pantalla 5 trozos de plastilina (uno para cada dirección y otro para “ejecutar”) del tamaño y forma que más nos interese, y colocados de la forma más adecuada.

Otro ejemplo. Podemos tocar el piano utilizando personas en lugar de teclas (cada persona sería una tecla del piano), y cada vez que el usuario toca a una de ellas, producirá una nota del piano.

Como veis, se pueden hacer actividades muy divertidas, y además dar a esas actividades una función terapéutica y/o de rehabilitación. Lo único que necesitamos es un software que nos permita realizar su control mediante el ratón o mediante teclas del teclado.

También tenemos la posibilidad de crearnos nuestras propias aplicaciones a la medida, bien con una aplicación sencilla y gratuita como puede ser Scratch, o bien mediante herramientas más complejas como Flash.

Os dejamos algunos vídeos con ideas para realizar actividades con Makey Makey.

Compartir
Comentarios 0

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar