La evaluación en las salas de estimulación sensorial

La evaluación en las salas de estimulación sensorial

02 Mayo 2017 Martes
Las salas de estimulación sensorial en España cada vez son más demandadas.

Las salas de estimulación sensorial en España cada vez son más demandadas.

¿Es necesaria una evaluación específica?

El trabajo dentro de las salas de estimulación sensorial en España tiene ya un recorrido de más de 25 años.  En este tiempo han ido surgiendo diferentes abordajes para trabajar con los elementos que estos entornos nos ofrecen; ocio, relajación y, posteriormente, el trabajo de componentes del desempeño ocupacional que intervienen en la vida diaria de los usuarios. Y durante este período también, se ha hablado de la evaluación, punto de partida indispensable para cualquier programación que quiera lograr resultados.

No obstante el tiempo transcurrido, cada vez que nuestro equipo de Ilunion Salud acude a una formación, se encuentra con las mismas dudas respecto a este asunto ¿hay escalas de valoración para las salas? ¿cómo se evalua? ¿qué se registra? ¿cuándo se registra?

Con este breve artículo trataremos de esclarecer algunas de estas cuestiones.

Puntos de partida

Cuando un centro instala una sala multisensorial Snoezelen® debe tener claro con qué fines ha decidido hacer esta inversión y los elementos de la misma deben ser tales que les permitan desarrollar estas metas.

Por tanto ya hemos tenido que realizar una valoración inicial de nuestros usuarios y necesidades para llegar a la conclusión de que una sala multisensorial nos va a ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con las que trabajamos.

Nuestro punto de partida por tanto en el trabajo dentro de las salas de estimulación sensorial deben ser esas evaluaciones ya realizadas. Son esos mismos objetivos, y no otros, los que debemos trabajar dentro de estos entornos, ya que debemos considerar la sala como un recurso más del centro, potente, nuevo, interesante, pero, al fin y al cabo un recurso más, con el que sólo se puede hacer “magia”, de la mano de los profesionales de cada centro.

De la evaluación a la acción

Una vez tenemos claro qué queremos lograr con cada uno de nuestros usuarios, dentro y/o fuera de la sala, llega el momento de pasar a la acción; debemos analizar qué componentes del desempeño ocupacional hacen falta trabajar para lograr esa meta y qué elementos de la sala me ofrecen la oportunidad de trabajarlos. Así de fácil y así de difícil.

Las salas multisensoriales Snoezelen® tienen una gran peculiaridad que las diferencia de otros recursos a nuestra disposición: trabajan con estímulos sensoriales controlables que podemos aislar o combinar, y es por este motivo por el que necesitamos algo más de información de la que se suele incluir en las evaluaciones generales de los usuarios. Tenemos que conocer más a las personas desde un punto de vista sensorial para poder utilizar sus mejores entradas sensoriales y apoyarnos en ellas.

Evaluación sensorial

El punto de partida de la evaluación sensorial será el mismo en todos los casos. Debemos conocer si la persona registra o no registra un estímulo, y si ese registro varía en función de la intensidad, localización, etc.

Un estímulo que no es registrado o cuyo registro es muy fluctuante y está muy afectado por factores externos e internos de la persona, no puede constituir la base para la consecución de otras metas. Más bien tendremos que trabajar el registro en sí mismo siempre que sea posible.

Estimulación sensorial con tubos de burbujasUna vez determinado el registro de los estímulos, el siguiente paso será conocer si la modulación del mismo es correcta o no. La hiper o hipo respuesta a estímulos nos está indicando que, en el primer caso, esa modulación no es funcional para el desempeño de las actividades de la vida diaria y, en el segundo caso, bien hay una fluctuación en el registro, bien nos encontramos con otro problema de modulación.

A veces podemos confundir un problema de modulación con problemas de hiper sensibilización, es decir, puede que un usuario muestre angustia y rechazo ante estímulos táctiles aplicados en la palma de la mano, pero debemos diferenciar cuándo esos problemas se deben, por ejemplo, a una falta de experiencias táctiles en esa zona que han generado una hipersensibilidad, y cuando se debe a un problema de integración de ciertas texturas.

Ante la sospecha de problemas de integración sensorial, nuestra recomendación es consultar con un terapeuta ocupacional formado en el abordaje de Integración Sensorial.

Es posible que hasta que no comencemos a trabajar con una sala de estimulación sensorial Snoezelen® no hayan formado parte de nuestras evaluaciones iniciales del centro los sistemas sensoriales, si bien debiera constituir la base de cualqueir intervención dentro y fuera de la sala, ya que los estímulos sensoriales son la entrada de información para cualquier persona.

Por tanto, desde este punto de vista, si hay una evaluación específica que debemos tener en cuenta dentro de las salsa: La evaluación de los sistemas sensoriales, su registro y modulación.

Esta valoración la podemos realizar en múltiples situaciones a lo largo del día, sin embargo las salas multisensoriales, nos ofrecen las mejores herramientas y espacios para llevarla a cabo, gracias al control que permiten tener de lo que en ellas ocurre.

El seguimiento

Una pregunta bastante recurrente es cuándo reevaluar resultados. La respuesta está en manos de cada equipo de trabajo; se reevalua periódicamente, siguiendo las directrices del centro, y cuando se observa un cambio significativo, positivo o negativo, en un usuario.

No hay una regla específica de seguimiento dentro de las salas de estimulación sensorial.

No obstante, podemos recomendar que conviene hacer grabaciones de algunas sesiones pero no sólo de éstas, sino de las actividades de la vida diaria que constituyen nuestro objetivo de trabajo.

En caso de estar potenciando, por ejemplo, la autonomía en el vestido, de nada sirve grabar todas las sesiones de la sala, en las que puedo estar potenciando la coordinación motora gruesa y fina y el control postural, por ejemplo (comopnentes necesarios para la autonomía del vestido) si no compruebo que esa autonomía va mejorando, por lo que, para saber si un tratamiento en sala está dando resultados, no sólo tengo que ser consciente de lo que pasa en el entorno Snoezelen®, sino también de lo que ocurre en las actividades de la vida diaria de las personas.

Así mismo, es raro que el trabajo de un objetivo concreto se lleve a cabo sólo en la sala de estimulación sensorial; lo ideal sería que todas las actividades llevadas a cabo por el usuario fuesen encaminadas a la consecución de fines comunes.

Sensory MagicTM*, la herramienta más potente para evaluar y diseñar actividades

Como ya hemos dicho, el secreto de una buena evaluación y una buena intervención está en manos de los profesionales, no obstante, contamos con potentes herramientas que nos facilitan esta tarea, este es el caso de Sensory MagicTM

Se trata de una herramienta de control de la sala y de diseño de actividades. Se compone de una pantalla táctil y un software que nos permite crear actividades de evaluación, ocio y/o tratamiento, de una manera sencilla, integral y funcional.

Imagen de pantalla principal de Sensory MagicCon Sensory MagicTM podemos dar el poder al usuario sobre lo que ocurre en su entorno o delimitar el acceso que tiene a diferentes estímulos; podemos diseñar actividades sencillas o entornos en los que se combinen los elementos tradicionales de la sala junto con cualquier archivo multimedia que inunde de sensaciones nuestro entorno multisensorial Snoezelen®.

Sensory MagicTM no sólo se controla desde su pantalla táctil, sino que podemos utilizar los controladores más indicados para cada usuario (cajas de pulsadores, micrófono WiFi, cubo hablador, alfombras interactivas, etc.) y darles el poder de sumergirse en una experiencia multisensorial llena de sentido para sus vidas.

Además Sensory MagicTM incluye la Herramienta de Evaluación de Perfiles Sensoriales de ROMPA® que nos guiará y permitirá registrar el perfil sensorial de los usuarios.

*El software de Sensory Magic así como los programas de apoyo a la valoración que incluye están en inglés, si bien las instrucciones de uso y la formación se imparten en castellano

Post redactado por: Paloma Cid (Terapeuta Ocupacional de ILUNION Salud S.A.)

 
Compartir
Comentarios 0

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar